Los rótulos son necesarios en muchos casos para las empresas. Se trata de una forma de identificar mínimamente el establecimiento. Una vez que pasas este elemento básico, pasas a la cuestión funcional, ya que se ubica en una parte de la tienda u oficina y es parte de su arquitectura. Por último, cumple una función estética ya que, si tienes un buen diseño, llamará la atención de la gente. En este caso vamos a hablar de los rótulos que emplean composite, un material que se consigue mezclando capas de aluminio. Este proceso se facilita gracias a un núcleo interior termoplástico. El panel composite, que es como se llama el elemento principal, es tratado con cuidado para conseguir piezas perfectas para cada ocasión.

Decantarse por esta opción es también una buena señal a nivel de negocio. Esto es debido a que estas planchas y rótulos son fáciles de instalar, por lo que no tardarás mucho en tener la instalación perfecta en tu local comercial. Este hecho te evitará molestias o pérdidas económicas mientras dura la reforma. Para encontrar el diseño que buscas solo tienes que contarnos tus preferencias y necesidades. En Paco Maeso hacemos posible el rótulo y fachada alucobond para tu negocio que andas buscando.

¿Dónde podemos utilizar paneles de composite?

Se trata de un recurso muy frecuente en pequeñas tiendas y establecimientos que quieren mostrar a los viandantes ya los clientes ciertos colores corporativos. Pueden incorporar incluso rótulos iluminados que añadirán un toque de diseño y estética al apartado arquitectónico. Sin duda se trata de una forma creativa de decorar que puede estar al alcance de las pymes. Es un material muy moldeable que servirá para hacer diversas formas y revestimientos visuales. Este material resiste todo, ya se trate de cortes, curvaturas, taladros, etc.

Además del apartado estético, ya puedes ver como muchas empresas apuestan por estos rótulos también por cuestiones funcionales. Sus buenos acabados los convierten en unos rótulos resistentes ante las inclemencias climáticas y la exposición. Adicionalmente, gracias a su propio brillo y a sistemas de iluminación, el panel podrá cumplir a la perfección su función: ser visto desde lejos.

Formas creativas de aplicar este tipo de rótulos

Como has visto, hasta las pequeñas empresas son capaces de sacar un buen rendimiento de este material. Debido a su buena relación calidad precio, muchas personas pueden costearse emplear el composite, por lo que solo queda tener una buena idea de diseño. La fachada de un edificio comercial debe ser el reflejo de muchas cosas, incluida la personalidad de la empresa.

Al fin y al cabo, se trata de la casa de una marca, el domicilio de una empresa. En este caso tendremos que hacer todo lo posible porque el uso del composite ayude a reafirmar la identidad y los valores de la empresa. Debe contribuir a mejorar la imagen que se ofrece de la marca, invitando a los viandantes a entrar cuando se trata de una tienda comercial. Cuando hablamos de una oficina o lugar de trabajo cerrado, es aún más importante la parte exterior. Esto es debido a que es lo único que verán las personas de la construcción arquitectónica del edificio corporativo.

No se requieren grandes recursos para conseguir tener una idea que exprese todas estas premisas de forma sencilla. A veces la simple combinación de colores puede ser un hecho diferencial. Algunas marcas han hecho historia aplicando rótulos sobre su fachada e incorporando en ella lemas ingeniosos. Cuando una empresa tiene una frase pegadiza es importante utilizarla siempre que se pueda.

Otra forma interesante de combinar los rótulos de composite es juntando este elemento con otros materiales con los que haya contraste.

Ahora que ya sabes lo básico sobre este material, empieza a utilizarlo en tus oficinas o locales contando con los productos y servicios de Paco Maeso, tu empresa de rotulación en Albacete de confianza.